Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

Today in Baseball History: July 24th

craig+biggio.jpg

2007
On July 24, 2007, the same day that he announced he would retire at the end of the season, Houston”s Craig Biggio hit a grand slam to defeat the Dodgers, 7-4. Earlier in the season, Biggio had collected his 3,000th hit.
1983
On July 24, 1983, the Kansas City Royals and New York Yankees play the famed “Pine Tar Game.” George Brett hits a three-run home run in the ninth inning to give the Royals a 5-4 lead. Umpire Tim McClelland, ruling that Brett’s bat had excessive pine tar, calls him out. American League President Lee MacPhail will later reverse the decision.
1978
On July 24, 1978, Pete Rose of the Cincinnati Reds extends his hitting streak to 37 games with two hits against the New York Mets, tying Tommy Holmes’ modern day major league record. Rose collects two singles in a 5-3 win, causing Mets pitcher Pat Zachry to kick at the dugout steps. Zachry breaks his foot and will miss the rest of the season.
1975
On July 24, 1975, the Kansas City Royals fire Jack McKeon as manager and replace him with Whitey Herzog. The former Texas Rangers’ manager will lead the Royals to three consecutive Western Division titles.
1973
On July 24, 1973, Willie Mays of the New York Mets makes his final appearance in an All-Star Game. Mays strikes out on three pitches as a pinch-hitter for Pittsburgh Pirates slugger Willie Stargell. The National League wins the game, 7-1.
1970
On July 24, 1970, the Pittsburgh Pirates hold “Roberto Clemente Night” at Three Rivers Stadium, which opened only eight days earlier. After receiving over 100 gifts, Clemente collects two hits and makes two sliding catches to help the Pirates to an 11-0 rout.
1968
On July 24, 1968, Hoyt Wilhelm of the Chicago White Sox appears in the 907th game of his career, breaking Cy Young’s record for most appearances. The future Hall of Famer pitches a scoreless inning of relief and picks up a no-decision in Chicago’s 1-0 loss to the Oakland A’s.
1964
On July 24, 1964, future major league star Barry Bonds is born in Riverside, California. The son of Bobby Bonds, Barry will make his debut in 1986 with the Pittsburgh Pirates and will win MVP awards in 1990, 1992, 1993, 2001 and 2002.
1964
On July 27, 1964, eight new members: Luke Appling, Red Faber, Pud Galvin, Burleigh Grimes, Miller Huggins, Tim Keefe, Heinie Manush, and John Montgomery Ward, are inducted into the Hall of Fame during ceremonies in rural Cooperstown, New York.
1961
On July 24, 1961, two former outfielders: Max Carey and Billy Hamilton, are inducted into the Hall of Fame during ceremonies in Cooperstown. Carey starred for the Pirates for much of his 20-year career, leading the league in stolen bases 10 times. Hamilton, known as “Sliding Billy,” hit .344 in a career spent almost exclusively in the 19th century. He was known for his brazen baserunning style.
1950
On July 24, 1950, at least six Hall of Famers (the largest in attendance since the original induction in 1939) attend the induction ceremony in Cooperstown. Two sluggers, each with more than 500 homers: Jimmie Foxx and Mel Ott, are inducted.
1948
On July 24, 1948, a fiery bus crash near St. Paul, Minnesota kills five members of Duluth’s minor league team in the Northern League. The accident, which involves a collision between the team bus and a truck, also leaves 13 others injured.
1912
On July 24, 1912, future Hall of Fame outfielder Tris Speaker starts a 20-game hitting streak, his third streak of at least 20 games that season. Speaker remains the only player to accomplish that feat.
1911
On July 24, 1911, a team of American League All-Stars plays the Cleveland Naps in a benefit game for the family of Addie Joss. The Naps’ pitcher died on April 14 from a rare form of meningitis. The AL stars win the game, which raises over $12,000 for Joss’ family.

114 años del decente espectáculo Yankees

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“El hombre inteligente jamás orina contra el viento”… Erasmo Rotterdam.-
-o-o-o-o-

Hoy es día del correo, como todos los miércoles.

Uriol Gutiérrez T. de Hermosillo, pregunta…: “¿Desde cuándo existe la política anti barba y bigote de los Yankees, cómo y por qué surgió. No atenta eso contra los derechos de los bigleaguers de presentarse como gusten?”.

Amigo Yuyo…: Hace 114 años, desde antes de ser los Yankees, a los peloteros de ese equipo se les prohíbe usar barbas, bigotes y melenas. Era norma de la Liga Americana desde su nacimiento, y heredada de la Liga Nacional. La prohibición se impuso por respeto al público y al espectáculo, ya que eso rompe la uniformidad y es una exhibición de excesivo desaseo. Esos “derechos” de los bigleaguers me parecen más bien un abuso. ¿Y qué tal los derechos de los espectadores, que son quienes pagan a peloteros, propietarios de equipos y anexos? Y te pregunto…: ¿Quiénes se ven mejor, los peloteros de los Yankees o los de los Medias Rojas? En las dos Ligas fue prohibido todo eso, hasta que en 1971, Charlie O. Finley, el abusador propietario de los Atléticos que fuera, no solo permitió, sino que estimuló esa abundancia de innecesaria y asquerosa pelambrera.

Lucero Solís, de Ciudad Bolívar, pregunta…: “¿Cuáles fueron los primeros tres negros en jugar juntos un outfield de Grandes Ligas?”.

Amiga Chero…: Ocurrió en 1951, cuando el mánager de los Gigantes, Leo Durocher, utilizó a Monte Irving en el leftfield, Willie Mays en el centro y Hank Thompson en el rightfield. Incluso con ellos tres así jugaron en la Serie Mundial de ese año, que perdieron con los Yankees en seis juegos.

Yelisa Molinari, de Letonia, pregunta…: “¿Cuán importante es para usted el servicio de comida en un estadio donde se juegue beisbol o fútbol o cualquier otro deporte?”.

Amiga Yelly…: Los ventorrillos de comidas en los estadios deben ser numerosos, y de variedad muy rica. O sea, debe haber docenas de diferentes especialidades, todas servidas con absoluta higiene y cordialidad. En las sedes deportivas, son mucho más importantes los puestos de alimentos que los de bebidas alcohólicas, porque la reunión familiar es vital en este negocio.

Salvador Cacho, de Tijuana, pregunta…: “¿Cuál es su problema con el beisbol, porque resulta hasta racista, ya que jamás escribe de fútbol, ni boxeo, basquetbol u otros deportes. O es que no tiene capacidad para abarcar otras áreas?”.

Amigo Chava…: Por supuesto que carezco de esa capacidad. No puedo atender más de un deporte, y aún creo que no lo conozco bien. Considero conocer un 20 por ciento de cuanto quiero y necesito aprender del beisbol. Y eso, dedicándole toda la vida y la mayor parte de las horas de cada día. Ahora, imagínate si tratara de dedicarme también a escribir, por ejemplo de los respetables fútbol o basquetbol.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
Juan vene

Vázquez sigue impresionando en los Medias Rojas

 

TORONTO – Con la victoria de los Medias Rojas el lunes sobre los Azulejos, el equipo mejoró a 5-0 cuando el receptor boricua Christian Vázquez está detrás del plato.

El novato es el primer cátcher en la historia del equipo de Boston en ganar cada uno de sus primeros cinco juegos como titular. Además, es el primero en lograr la hazaña a nivel de Grandes Ligas desde que Bill Schroeder ganó sus primeros seis partidos en la receptoría de los Cerveceros de Milwaukee en 1983.

Vázquez, quien hizo su debut en Grandes Ligas el 9 de julio, no jugó el martes contra Toronto, ya que el veterano David Ross estuvo detrás del plato.

El manager de los Medias Rojas, John Farrell, dijo que el joven ha aprendido bastante en su breve tiempo con el equipo grande, haciendo preguntas y aceptando consejos de veteranos como Ross y el abridor John Lackey. Éste último se combinó con el puertorriqueño para formar una batería ganadora el lunes.

“Pensé que (el lunes) fue un gran ejemplo”, afirmó Farrell. “Hubo un momento en el segundo o el tercer inning que tal vez él y (Lackey) no estuvieron en la misma página, pero pudieron superar eso.

“Más adelante fue excelente escuchar las conversaciones entre ambos en el dugout y ver cómo se vieron los resultados (de eso) en los siguientes innings”.

Parte de lo que ha impresionado a Farrell es la disposición de Vázquez de ir al montículo para hablar con quien sea que esté lanzando para resolver cualquier tema y ponerse en sintonía.

Aparte de esa confianza, Farrell también cree que su cátcher joven ha exhibido una habilidad excepcional para recibir la bola.

“Creo que (el lunes) dejó caer un solo pitcheo”, expresó el dirigente. “Pudo haber sido el primero en sus primeros cinco partidos. En cuanto a recibir la bola se refiere, ha impresionado mucho”.

El jugador de 23 años también ha impresionado con el madero, bateando de 18-6 con tres dobles y siete empujadas.

Jamie Ross / MLB.com

Peloteros de Cuba y EE.UU. disputan serie amistosa

LA HABANA — Una selección de jóvenes peloteros de Cuba y un equipo de jugadores universitarios de Estados Unidos comenzarán el miércoles una serie de cinco topes amistosos en los que los anfitriones buscarán desquitarse de la barrida sufrida en los cinco cotejos celebrados el año pasado en el país norteño.

Los fogueos entre Cuba y Estados Unidos se reanudaron hace dos años, poniendo así fin a un impasse de 16 años en estos intercambios celebrados cada año entre 1987 y 1996.

El receptor Frank Camilo Morejón, el jugador de cuadro José Miguel Fernández y el jardinero Guillermo Heredia son los únicos integrantes de este grupo que participaron en el III Clásico Mundial el pasado año, llamados a filas por Alfonso Urquiola, manager de este elenco isleño.

Urquiola, quien dirigió el equipo Cuba en varias oportunidades, la última vez en 2011, explicó que la selección isleña tiene “una buena defensa”, aunque ostenta “un pitcheo inexperto, pero de mucho talento”, en declaraciones al sitio deportivo cubano Jit.

Mientras el diario oficial Juventud Rebelde, explicó que con estos topes, el joven elenco cubano buscará “un camino de reconstrucción para mirar el futuro con cierto optimismo”.

Cuba, país donde el béisbol es el deporte rey, dominó por muchos años el béisbol amateur, conquistó tres medallas de oro en Juegos olímpicos (1992, 1996 y 2004), y se destacó con el segundo lugar en el I Clásico Mundial, sin embargo desde el año 2005 no ha ganado un título internacional grande.

El equipo universitario de Estados Unidos llegará a la isla tras jugar varios partidos de preparación contra elencos norteños, las selecciones de Taiwán y de Japón, además de ganar el torneo internacional de Harlem en Holanda, en el que Cuba no participó.

La sede de los partidos del miércoles y el jueves será Matanzas, — unos 100 kilómetros al este de La Habana. Después los elencos se trasladarán a Pinar del Río, –140 kilómetros al oeste de la capital– para los tres juegos del 25, 26 y 27.

 

Anne-Marie García / Associated Press

Lincecum ha logrado una hazaña poco vista en G.L.

 

FILALADELFIA – Los que creen queTim Lincecum puede hacer lo que se proponga vieron fortalecido su argumento el martes por la noche.

Con su bullpen ya desgastado, los Gigantes contaron con Lincecum para sacar los últimos dos outs de su victoria por 9-6 sobre los Filis en 14.0 entradas.

Lincecum se convirtió en el primer lanzador en registrar un salvamento y un no-hitter en la misma temporada desde que lo hizo Matt Garza por los Rays en el 2010.

Aparte de Lincecum y Garza, los únicos otros que han logrado la hazaña en la historia de Grandes Ligas con Chris Bosio en 1993, Jerry Reuss en 1980 y el boricua John Candelaria en 1976.

Para Lincecum, quien fungió como relevista de San Francisco en la segunda mitad y la postemporada del 2012, fue el primer juego salvado de su carrera.

Chris Haft / MLB.com 

Aramis llegó a los 2,000 juegos en Grandes Ligas

 

MILWAUKEE – Aramis Ramírez llegó a los 2,000 partidos jugados en Grandes Ligas el miércoles, en el encuentro entre los Cerveceros y los Nacionales.

Por primera vez en mucho tiempo, el dominicano dijo de manera contundente que pretende seguir jugando mucho más allá del 2014.

“Voy por los 2,500″, dijo el veterano, de 36 años. “Entonces, ya veremos qué pasa. Sólo tengo 36; estaré bien”.

En conversaciones anteriores, Ramírez siempre había dicho que tomaría una decisión sobre su futuro al final de esta campaña. Pero algo cambió en esta temporada, en la que el antesalista fue elegido para ser titular en el Juego de Estrellas y fue convocado por tercera vez en sentido general.

“Sí, definitivamente voy a jugar más allá este año”, expresó el quisqueyano. “No sé por cuánto tiempo más, pero me quedan unos cuantos años más. Hablé con mi familia y todo eso; ya veremos cómo me encuentre al final de la temporada, pero me siento bien ahora.

“No se trata de producción, sino salud”, continuó Ramírez. “Mi cuerpo me está diciendo que lo puedo hacer, así que lo voy a hacer”.

Ramírez es el 16to pelotero activo en la historia de Grandes Ligas en llegar a los 2,000 partidos jugados, una lista encabezada por Derek Jeter y que incluye un solo jugador que funge principalmente como antesalista: Adrián Beltré, compatriota de Ramírez.

En el clubhouse de Milwaukee, un Cervecero mucho más joven ponderó lo que significa jugar 2,000 partidos a nivel de Grandes Ligas.

“Eso suena como una absurda cantidad de juegos”, dijo el segunda base Scooter Gennett, quien a sus 24 años tiene 158 encuentros en su haber. “Eso es un logro en sí, jugar esa cantidad de años y estar básicamente saludable todo el camino. Es algo especial”.

Agregó el manager de los Cerveceros, Ron Roenicke: “Y eso es jugando la tercera base. A veces vas a (jugar) en la primera y luego eres bateador designado. Pero él sigue ahí (jugando defensa en la 3B)”.

Ramírez se encuentra en la última temporada garantizada de un contrato de tres años que incluye una opción mutua de US$14 millones para el 2015. En caso del equipo declinarla, habría una indemnización de US$4 millones para el dominicano.

Sin ningún prospecto en los altos niveles de liga menor de los Cerveceros, el equipo tendría que hallar una solución para la antesala desde fuera de la organización en caso de desprenderse de Ramírez después del 2014.

“No pienso en eso”, dijo el oriundo de Santo Domingo. “Realmente no me gusta hablar de contratos durante la temporada. (La gerencia) no ha hablado conmigo sobre eso tampoco, así que veremos qué pasa. No sé (de una extensión). Ya veremos.

“Me gusta estar aquí”, agregó el toletero. “Por eso vine. No hay lamentos. He tenido tres años buenos aquí. Es un gran lugar para jugar béisbol. Es un gran estadio; tenemos techo y no tenemos preocuparnos por el clima. Es un buen equipo; por poco clasificamos en mi primer año aquí y este año estamos luchando por un puesto. Tenemos buen equipo. Fue la decisión correcta para mí”.

El partido número 2,000 de Ramírez fue muy cerca de donde jugó su primero. Como prospecto de 19 años en el sistema de los Piratas, hizo su debut en Grandes Ligas en el viejo County Stadium de Milwaukee el 26 de mayo de 1998, fallando con elevado ante el zurdo de los Cerveceros, Scott Karl. Ese día el quisqueyano se fue de 3-0 y Milwaukee derrotó a Pittsburgh por 3-2.

“Ha valido la pena”, reflexionó Ramírez sobre todo lo que ha vivido desde entonces. “Me divierto. Logré mi meta de jugar en Grandes Ligas durante mucho tiempo. Lo único que tengo pendiente es ganar. Espero hacerlo este año”.

 

Adam McCalvy / MLB.com

EL “CORRING LOCO” DE ENOS SLAUGHTER EN L A SERIE MUNDIAL DE 1 946

Cardinals Red Sox Basball

Por Andrés Pascual

Uno de los momentos que más orgullo han sentido los cubanos (fíjese que dije cubanos, no hombres nuevos), en el beisbol, fue por el desenlace dramático del 7mo juego de la Serie Mundial de 1946, en que los Cardenales de San Luis, “La Pandilla del Gasómetro”, competencia de los Yankees en Cuba por el apoyo popular, anotaron la carrera que les dio el triunfo sobre los Medias Rojas de Boston de Cronin y Ted Williams.

Fue en el octavo episodio que se produjo una de las más grandes y sensacionales jugadas de la historia de este tipo de eventos, llamada “MAD BASH” por la prensa americana, una carrera desde primera a home (foto deslizamiento de Enos Slaughter) que decidió para los Cardenales el juego y el Clásico de Octubre.

A través de los años, los cubanos de “antes” han venerado a Mike González, entre otras cosas, porque lo consideran el artifice de aquella monumental victoria, sin embargo, la participación en la jugada del coach cubano de tercera es controversial, luego que se conoce que ningún cronista americano le ha dado el crédito por haber enviado a Slaughter hacia el home, detalle que se descubre una vez que se está en este país, por lo general, hay quienes han creído que desconocer la responsabilidad del coach de tercera es malintencionada, para desacreditarlo, sin embargo, los escritores y comentaristas de la Asociación de Beisbol Americana, consideran que el outfielder logró llegar al plato a pesar de que el ex propietario y dueño del Habana trató de detenerlo en 3era base.

Para describir la jugada como de propia iniciativa de Slaughter, dicen que se observa al cubano cuando hacía señas para que se detuviera el corredor, sin embargo, otras veces dicen que no se aprecia que ordene seguir, lo que debe suponerse como que no se le vio haciendo ninguna señal y ahí es donde se traba el balín ¿Hizo el gesto para disgusto de los cronistas o ninguno para su gusto?

Patato Pascual y Mike de la Hoz, por separado, me explicaron que, a veces, el coach de tercera hacía una seña de la cintura hacia abajo, con las palmas de las manos hacia afuera, llamando hacia sí con los dedos, concebible como que ordenó que continuara el movimiento, o sea, la carrera, similar a la forma como Johnny Carson pedía los aplausos, según estos dos ex jugadores cubanos, se ve en el video, que he presenciado tal vez 100 veces y no logro “cazarlo”, en el caso de Mike, afloró la frase “posiblemente hizo…”

Como quiera que sea, en este país no se reconoce que Miguel Angel haya contribuido a una de las más sensacionales jugadas de la historia del beisbol, al mandar hacia home a un corredor que salió desde primera con el lanzamiento que, para colmo, estando la pelota en manos del torpedero, a menos de 3 metros de la media luna, anotó, jugada que descansa en Cooperstown por su grandeza.

Y la cosa fue así: al 7mo juego del Clásico de Octubre de 1946 llegaron empatados a 3 juegos por club los Cardenales y los Medias Rojas de Boston; antes de continuar, un dato histórico y un comentario de interés: si Ted Williams no hubiera sido tan caprichoso tratando de romper la formación Boudreau halando la bola y hubiera tocado o dirigido la bola por tercera, el Boston hubiera ganado, pero la Astilla no pudo imponerse a la lógica y bateó como el más egoísta y bruto de la historia, por lo que no quiso romper la pared defensiva inteligentemente y concluyó con uno de los peores resultados de inmortales en Series Mundiales. El dato es que el San Luis presentó una rotación de pitcheo solo de zurdos, encabezada por su “as” Harry “El Gato” Breechen.

Boston anotó dos veces en la parte alta del 8vo para empatar el juego a tres, con la contribución de un largo doble entre izquierdo y central de Dominic Dimaggio, que se lesionó tratando de extenderlo a triple y tuvo que salir de juego, situación que les costo el partido y la Serie, porque el cambio a la defensa fue una catastrofe para los perdedores.

En su lugar entró a jugar el jardín central Leo Culberson, de poco brazo, pero obligado, porque no había más opciones en el banco, entonces Slaughter abrió la entrada por los Cardenales con hit al centro sobre una recta del relevista Bob Klinger y los próximos dos bateadores fallaron en sendos elevados al cuadro, con el episodio al borde de mate, compareció a batear Harry Walker, apodado “The Hat”, que encontró un hueco y dejó caer, como con la mano, una línea abombada a lo corto del izquierdo-central que convirtió en doble.

Enos Slaughter (Fue el Jugador Más Valioso de la Liga ese año) salió con el lanzamiento como un bólido, pisó segunda y continuó hasta tercera, Johnny Pesky, advertido de que Culberson no tenía fuerza en el disparo como para poner out al corredor, se internó 3 metros y pidió la bola como cortador, estaba totalmente de espaldas al corredor y al home, entonces el Campesino siguió hasta el plato en carrera tan espectacular como suicida. Cuando el torpedero del Boston logró voltearse y tirar, Slaugter había anotado el triunfo que celebraba el año 26 de la Maldición de Ruth ¿Corrió a libre albedrío, por propia iniciativa, por instinto equivocado o porque se lo ordenó Mike González? Para los cubanos ya veteranos, conocedores y fanáticos del beisbol de una época que no volverá a la ex República, sí; pero, para la crónica de este país, la anotación que decidió la Serie Mundial de 1946 se logró a pesar de Mike González que, según dicen, detuvo al jardinero en tercera y este lo desobedeció…

Miguel Ángel González renunció al puesto de asistente con los Cardenales como protesta por la suspension ordenada por el Comisionado Happy Chandler de quienes optaron por la Liga Mexicana durante la era Pasquel, al grupo de peloteros sancionados los nombraron “renegados”. Mike tuvo en plantilla con el Habana a por lo menos tres de aquellos suspendidos en el período 1946-1950.

Los Yankees no están muertos… todavía

masahiro-tanaka.jpg

Si un equipo pierde antes del Juego de Estrellas a cuatro de sus cinco miembros de la rotación abridora, en el 99 por ciento de los casos se hundiría hasta el fondo de la tabla de posiciones, sin más consuelo que comenzar a pensar desde ya en la próxima temporada.

Al menos, eso es lo que la lógica indica. Pero en el béisbol no hay lógica y mucho menos si se trata de los Yankees de Nueva York, que vieron partir por lesiones primero a los dominicanos Iván Nova y Michael Pineda, luego a su as zurdo C.C. Sabathia y por último, a su nueva joya, el japonés Masahiro Tanaka, en momentos en que este lideraba la Liga Americana en victorias.

Sin embargo, contra viento y marea, los Yankees se han mantenido en la pelea, con altibajos obvios, que todavía los mantienen en la carrera por entrar a la postemporada, a pesar de contar solamente con el nipón Hiroki Kuroda como único sobreviviente de la rotación inicial.
Y para que no queden dudas de que Nueva York se niega a tirar la toalla, acaba de adquirir, vía canje, al antesalista Chase Headley, procedente de los Padres de San Diego, un hombre al que en los últimos años siempre han rondado rumores de cambios que nunca se concretaban.
Headley es un bateador ambidextro que aporta poder en una de las esquinas del cuadro y un sólido defensor, que viene a llenar uno de los tantos huecos del equipo.
Parecía que el venezolano Yangervis Solarte era el futuro de la organización, ya en la antesala, ya en el campocorto, su posición natural.
Sin embargo, tras dos buenos meses iniciales, su rendimiento cayó estrepitosamente y terminó siendo una de las fichas de cambio en la operación por Headley.
Pero todo indica que este no es la única adición que viene en camino y el gerente general Brian Cashman podría enfocarse ahora en reconstruir la maltrecha rotación.
En la mira está John Danks, un zurdo de 29 años que ha jugado con los Medias Blancas de Chicago desde su debut en Grandes Ligas en el 2007.
No se trata de una estrella, sino de un eventual cuarto o quinto abridor que ha padecido de inconsistencia y todavía no ha conseguido enderezar su carrera tras perderse por lesión casi todo el 2012.
Pero el objetivo hacia el cual debería dirigir todos sus esfuerzos Cashman es en el también zurdo Cliff Lee, un hombre ya probado en postemporadas.
Varias veces los Yankees han merodeado a Lee, pero esta parece ser la ocasión más propicia y los Filis de Filadelfia quieren deshacerse de los más de 52 millones que aún le adeudan al veterano zurdo.
Lee (4-5, 3.67) regresó esta semana a la lomita tras dos meses de ausencia por lesión y fue castigado por los San Francisco Padres, lo cual, a los ojos de una inminente transacción, habría bajado sus acciones en el mercado de cambios y despertado dudas sobre cuán recuperado está el lanzador.
Todavía debe quedarle antes del 31 de julio, fecha límite para los canjes, una apertura más, que podría definir dónde Lee terminará la temporada, si es que se va de Filadelfia.
Se vienen ahora diez días intensos y los Yankees estarán entre los equipos más activos, en busca de no perderse los playoffs por segundo año consecutivo.

Sería una buena manera de despedir al Capitán Derek Jeter, un hombre cuya estatura se ha agigantado cuando llega la postemporada.

Jorge Morejon / ESPN

ABREU Y LOS RECORDS DE JONRONES CUBANOS EN GRANDES LIGAS

abreu y ramírez chicago

Por Andrés Pascual

Por lo general, los cubanos no son muy dados a manejar las marcas de sus paisanos en las Mayores, sin embargo, los hombres nuevos se entretienen en la actividad, no como elemento de disfrute de la sana condición de apasionado estadístico con intención deportiva, sino por el lado agresivo: defensores de la pelota castrista con datos que reafirmen su febril y enfermizo convencimiento de que “lo mejor de todos los tiempos tuvo el preámbulo en 1962″. Bueno, “que los mate otro, de aquí yo viró pa’trá”, como sugirió el inmortal PEDRO VITAL AZA.

Hablando de jugadores de posición, el criollo que más elevado promedio de bateo ha alcanzado en una temporada en Grandes Ligas fue Antonio “Haitiano” González, camagueyano que jugó para los Elefantes del Cienfuegos de la Liga Cubana y para los Cubans Sugar Kings de la Liga Internacional con .339, bueno para el segundo lugar, detrás de Roberto Clemente, mientras jugaba el centerfield de los Phillies de Filadelfia en 1967. En 1971, Tony Oliva gano el campeonato de bateo del Joven Circuito con .337, después nadie ha estado más arriba del .324 de Rafael Palmeiro a finales de los 90′s.

En 1912, Armando Marsans robó 35 bases jugando para el Cincinnatti, al año siguiente 37; pero, en 1916, para los Carmelitas del San Luis, estafó 46. El record se mantuvo vigente hasta que, en 1965, Campy convirtió en 51 estafas los intentos. Durante los 50′s, en que obtuvo 3 liderazgos como ladrón en la Liga Americana, Miñoso nunca alcanzó la treintena, por lo que los números de Marsans, cualquiera de ellos por separado, hubieran podido ser tomados en consideración hasta que el campocorto de los Atléticos los derribó en la campaña que mencioné. Armando fue también el primer cubano en batear sobre trescientos en las Mayores, en recibir votos para Jugador Más Valioso en 1912 y 1913 y superó en una temporada los .350 de promedio de embasamiento y en otras dos los .340.

Tony Oliva debutó en 1964 ganando el champion bate de la Liga Americana con .323, además, ese año obtuvo el liderazgo en dobles con 43, en hits con 217 (entonces record para un Novato de primer año), en anotadas con 109 y en bases recorridas con 374, la soberbia temporada le valió honores para Novato del Año y votos para el JMV, que lo obtuvo su compañero de club y paisano Zoilo Versalles, no solo por sus números, sino por su extraordinaria contribución al juego de conjunto, que terminó con los Mellizos ganando el gallardete del Joven Circuito. En 1965 Versalles también ganó el Guante de Oro entre los torpederos de la Americana.

Pero Oliva metió 32 jonrones en 1964, superando la mayor marca de bambinazos dada por un cubano, 24 de Miñoso en 1958, primero de los dos años en que jugó para el Cleveland.

En 1970 Tany Pérez tuvo su mejor temporada con el Cincinnatti, en parte porque conectó 40 bambinazos, superados por José Canseco con 42 en 1988, año de 40-40 y de JMV; en 1991 José disparó 44 y en 1998 46 para Toronto.

En 1999 el zurdo habanero Rafael Palmeiro se llevó la cerca 47 veces y repitió la cantidad en el 2001. En estos momentos, el recién llegado José Abreu amenaza dos records: si logra batear el cuadrangular 32 empata a Oliva como la mayor cantidad para un Novato cubano de primer año; si da otro, entonces será el líder histórico; si el poderoso artillero del Chicago Liga Americana puede cerrar la campaña con 47, habrá empatado a Palmeiro, con uno más sería el dueño absoluto de la marca.

¿Podría concluir el año como rey de los jonroneros cubanos en una temporada? Yo creo que sí, porque ha ido haciendo ajustes sobre la marcha, callando bocas que lo describían como bateador de swing muy largo, cuya mecánica tenía que construirse…el caso es que el inicialista ha iniciado la cacería del potro de .300 y no sería sorpresivo que lo dome, además, su promedio de embasamiento aumenta a medida que pasan los días. Abreu tiene “timing” de veterano de Grandes Ligas.

Lo extraño de este extraordinario bateador y de los otros que se imponen o tratan en esta pelota, es que provienen del peor beisbol entre países de respeto y tradición del juego, de pitcheo inferior a Doble A que, a pesar de eso, están encumbrádose desde el primer día sin necesidad de adaptación; han entrado a las Mayores como Pedro por su casa, debutando sin haber hecho ninguna parada en Ligas Menores y eso, más que meritorio es fabuloso, porque ningún país de la región tiene ni tuvo jugadores disponibles que pudieran hacerlo, a pesar de que jamás han prescindido del profesionalismo.

Nadie sabe hasta dónde pueden llegar Abreu, Ramírez, Viciedo, Céspedes, Soler, Echevarría, Kendri, Iglesias o Puig; por cierto, con el jardinero de los Dodgers hay que esperar a ver si los lanzamientos flojos que le hicieron durante la competencia de jonrones le afectaron la mécanica de bateo y cayó en slump, sus 3 ponches en el Juego de Estrellas pudieran ser un mal presagio, esperemos que no.

En este comentario no incluí al tampeño Luis González, porque, quien nazca fuera de un país, incluso sin naturalizarse, no debe clasificarse nacional, a pesar de sus 57 jonrones durante la era del relajo y la profanación.

Headley debuta y hace ganar a Yankees en la 14ta

i?img=media%2Fapphoto%2F19a43e1bbb01ac1c5a0f6a7067009ef8.jpg&w=410&h=589

NUEVA YORK– Chase Headley respondió con un swing de cuento de hadas al filo de la media noche en su debut con los Yanquis, conectando el sencillo de la victoria en la entrada 14 para darle a Nueva York una victoria el martes 2-1 sobre los Rangers de Texas.

Derek Jeter rompió la marca de la franquicia de Lou Gehrig de dobletes, y los Yanquis ganaron un extraño duelo de pitcheo en el que ambos abridores novatos llegaron al juego con efectividad de 5.10.

J.P. Arencibia quebró el empate sin anotaciones con un jonrón para abrir la entrada 13 ante el relevista de Nueva York, David Huff, pero los Yanquis respondieron al iniciar su tanda del inning con doblete de Brett Gardner y el sencillo productor de Jacoby Ellsbury ante el taponero mexicano Joakim Soria.

Fue la segunda oportunidad de rescate fallada en 19 intentos para Soria, quien mantuvo a Texas en el juego al obligar a Brian McCann a una doble matanza con corredores en las esquinas y terminar con el episodio.

Jeff Francis (1-1) se llevó el triunfo con una entrada de labor en la que admitió un imparable. Nick Tepesch (3-6) permitió una carrera y tres hits en un tercio de labor para cargar con el revés.

Por los Yanquis, el puertorriqueño Carlos Beltrán de 6-2. El venezolano Francisco Cervelli de 6-1.

Por los Rangers, los venezolanos Elvis Andrus de 6-0; Robinson Chirinos de 5-1; Rougned Odor de 4-1. El dominicano Adrián Beltré de 6-1. El cubano Leonys Martín de 6-2.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 9,964 other followers

%d bloggers like this: